La Asociación Internacional de Food Trucks y Franquicias Móviles (AIFFM) acudió a las oficinas de Servicio de Administración Tributaria (SAT) para impulsar una regulación especial para estos negocios

“Tratamos de hacer una sinergia para que nos ayuden, quisiéramos al menos el reconocimiento para facilitarnos el camino y abrir brecha”, expuso Pedro Arias, dueño de un Food Trucks y miembro de la AIFFM. Pese a no contar con una regulación, los Food Trucks e la AIFFM pagan impuestos y seguridad social y cumplen con los lineamientos sanitarios, expuso Luis Elvira, fundador de la asociación.