UNA DE las razones por las cuales el programa de repatriación de capitales del Sistema de Administración Tributaria (SAT) no es atractivo para muchos contribuyentes está en que se trata de traer su patrimonio del extranjero e invertirlo en México por al menos tres años. El Instituto Mexicano de Contadores Públicos (IMPC) destacó que hay muchas personas prefieren mantener sus recursos en el extranjero y no necesariamente por cuestiones fiscales, sino por temas patrimoniales, de diversidad en sus inversiones, por la fortaleza de monedas extranjeras, rendimientos que obtienen de instituciones del extranjero, entre otros.